miércoles, 28 de noviembre de 2007

Charles Aznavour


Fue el segundo LP de Aznavour que compró mi hermano. El primero, naturalmente, el de “Venecia sin ti”; “Te espero”; “Adios a la mama”; “Ce’est finí” (dedicado a Eliaschev); “La bohemia”; “Con” y tantos otros exitazos.
Pero este disco no se queda atrás. El tema que le da título a la placa por si solo justifica la inversión. “Que solo estoy” remite a un hombre solo, muy solo y consciente que fueron sus errores los que lo sumieron en ese estado sombrío. En un pasaje dice “Tengo defectos y quien no / cambiar no es fácil a mis años... ¡Maestro!
Aznavour es un grosso mal, muy mal. Hay otros temazos aquí como “Si vienes a mí” u “No sabré jamás” con acompañamiento de una big band bien gorda. “Viví” y el muy difundido por entonces “Placeres antiguos”.
En este país tan adorador de Serrat, Sabina y Silvio, se le debe un reconocimiento mas explícito a Charles Aznavour, un peso pesado de aquellos.

1 comentario:

CATALINA dijo...

Este cantante es peso pesado.